#RatifyILO190 como hito de la lucha contra las violencias machistas en el trabajo

Sindicatos africanos contra el acoso y la violencia de género en el entorno laboral

La 108ª Conferencia Internacional del Trabajo que se celebró en Ginebra en junio de 2019 aprobó un histórico convenio relativo a la eliminación del acoso y la violencia en el trabajo. El Convenio nº 190 junto con la Recomendación nº 206. Este año precisamente, el 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, se centra en la lacra de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

El Grupo de Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) integrado por organizaciones sindicales de todos los continentes, trabajó arduamente durante dos años de debates y preparación de documentos en 2018 y 2019 para conseguir que se adoptaran estas dos nuevas herramientas de la OIT.

Entre ellas se encuentran las organizaciones sindicales africanas que tuvieron y tienen un esencial papel internacional en la lucha para erradicar el acoso y la violencia en el mundo del trabajo.

La adopción del Convenio y la Recomendación para poner fin a la violencia y el acoso en el mundo del trabajo, incluidos la violencia y el acoso por motivos de género, son hitos históricos puesto que se considera que la violencia y el acoso en el trabajo son incompatibles con el Trabajo Decente y se recuerda a los Estados miembro de la OIT su responsabilidad de promover “un entorno general de tolerancia cero”.

Se trata del primer convenio aprobado por la OIT desde 2011, cuando se aprobó el Convenio 189 sobre las y los trabajadores domésticos y, sin duda, de un avance significativo para las personas trabajadoras en todos los países del mundo. El siguiente paso será el de la ratificación por parte de los Estados miembro de esta nueva herramienta de la OIT.

De todo ello, y siempre en relación al sindicalismo africano, he hablado en mi reciente publicación Por el Trabajo Decente en África: el papel de las organizaciones sindicales en el Centenario de la OIT que fue reconocido por Casa África con el XI Premio de Ensayo de 2019 con el tema central Agenda 2030: África en el camino de los ODS y del que dábamos una avance editorial en este mismo blog. Tuve además la ocasión de referirme a ello en los programas de radio El mundo de las Casas con Paula Mayoral y África hoy en Radio Exterior de España con Mavi Aldana, los pasados 16 de enero y 12 de marzo de 2020, respectivamente. En la publicación se analiza la contribución de las organizaciones sindicales africanas en la consecución del ODS8, que promueve el crecimiento económico inclusivo y sostenible, el empleo y el Trabajo Decente para todos y todas. El ensayo, publicado por la editorial Los Libros de La Catarata, revisa los recientes intentos de organización del movimiento sindical africano a través de sus principales congresos regionales así como sus principales desafíos, entre otros, la débil representación sindical de las mujeres y los jóvenes.

¿Por qué hablar de los sindicatos africanos?

Las organizaciones sindicales africanas son unas de las instituciones más antiguas de la sociedad civil en África y han desempeñado un papel fundamental en la evolución y trayectoria en el ámbito del desarrollo del África moderna.

Han representado los intereses de trabajadores y trabajadoras durante muchos años y están participando de manera esencial en la apropiación regional africana de las iniciativas de la Organización Internacional del Trabajo, las alianzas Sur-Sur, la erradicación del trabajo forzoso, la denuncia internacional de las violaciones de los derechos laborales y sindicales y, sin duda, en la batalla contra el acoso y la violencia en el mundo del trabajo con aportaciones fundamentales al corpus jurídico de las normas internacionales del trabajo de la OIT.

Esta Agencia de las Naciones Unidas nos señala que aún en 2020 persiste en gran parte de los países en el mundo una gran brecha de género en la participación laboral, con una generalización de los déficits de Trabajo Decente y una mayor prevalencia de la subutilización de la fuerza de trabajo entre las mujeres. Pese a que la desigualdad entre mujeres y hombres en el merca­do laboral es un fenómeno mundial, las mayores brechas se aprecian en los Estados Árabes, África y Asia Meridional.

 La regional africana de la Confederación Sindical Internacional (CSI) añade que en el África Subsahariana, el 84% de las mujeres traba­jan en el sector agrícola y están empleadas en el sector in­formal, en comparación con el 63% de los hombres. Las mujeres representan una media del 40% de la afiliación sindical y ocupan únicamente el 15% de los puestos de de­cisión en el nivel más alto en el seno de sus organizaciones. Se registra una diferencia salarial en torno al 48% entre hombres y mujeres en algunos países africanos.

A pesar de contar con una presencia femenina notable en las gran­des acciones sindicales históricas en diferentes países africanos tanto en huelgas históricas como en la lucha por la mejora de las condiciones de trabajadores y trabajadoras, uno de los retos fundamentales sigue siendo mejorar la inclusión de las mujeres en todas las actividades llevadas a cabo por las diferentes organizacio­nes sindicales emergentes.

A pesar de ello, el 4º Congreso de la Confederación Sindical de África, celebrado en Nigeria en noviembre de 2019, ha sido una oportunidad para que las organizaciones sindicales africanas promuevan una llamada a la ratificación de los nuevos instrumentos de la OIT sobre acoso y violencia en el mundo del trabajo.

De la importancia de este Congreso a la hora de lograr abordar la ratificación del convenio en cada país, hablan sus cifras: más de 100 organizaciones sindicales implicadas en todo el continente, sindicalistas de más de 47 países africanos y 45 mujeres sindicalistas procedentes de diferentes países de África involucradas en el proceso de aprobación del Convenio 190, presentaron sus recomendaciones y abordaron los aspectos de este convenio para concebir nuevas estrategias de presión sobre los gobiernos africanos para su ratificación.

Recomendaciones que recuerdan la necesidad de reforzar el liderazgo femenino en las negociaciones con los empleadores y empleadoras, el uso de un lenguaje que aborde explícitamente la violencia de género y el acoso en el mundo del trabajo y el compromiso de emprender campañas de ratificación, capacitación y sensibilización. Se hace necesario además desarrollar investigaciones y estrategias de comunicación sobre los ODS en el plano nacional, regional y mundial.

Pero si hay algo, en opinión de la autora de este artículo, que pueda contribuir de manera notable al avance de algunas realidades del mundo del trabajo en África será posiblemente el cumplimiento real en el terreno de las normas internacionales del trabajo (incluido el convenio 190) al que están obligados todos estados miembros de la OIT.

La sola ratificación del histórico convenio 190, aunque requiera de un desarrollo posterior efectivo en el terreno, tendría un importante impacto en las legislaciones nacionales africanas. Sería un gran paso en el avance de los derechos laborales y sindicales. Como lo sería la ratificación y aplicación del Protocolo de 2014, relativo al convenio sobre trabajo forzoso de la OIT y el resto de las normas internacionales del trabajo en todos los países.

Solo así se podrá conseguir avanzar en las agendas internacionales, en la observancia de las normas internacionales del trabajo de la OIT y, muy especialmente, en la ratificación del Convenio 190 y su Recomendación 206 que ha de ser analizado a la luz de la situación africana.

Llevar el discurso al terreno con elementos contras­tados a los que asirse es de vital importancia. Si deseamos la paz, cultivemos la justicia.

 

Autora: Alejandra Ortega Fuentes. Doctora en Estudios Árabes e Islámicos (UAM, 2015) y Máster en Inmigración e Intervención Social (UP Comillas, 2002). Responsable desde 2006 para Países Árabes, África y Asia y OIT en la Secretaría de Internacional y Cooperación de la Confederación Sindical de Comisiones Obreras de España. En su trayectoria profesional ha participado en numerosos congresos y conferencias sindicales y proyectos de cooperación sindical en multitud de países africanos. Es autora de numerosos artículos sobre el movimiento obrero en los países árabes, africanos y asiáticos, y ha coordinado diferentes publicaciones colectivas. La más reciente para el sindicato: CC OO en el Centenario de la Organización Internacional del Trabajo: 1919-2019. En diciembre de 2019, ganó el XI Premio de Ensayo Casa África con un ensayo dedicado al sindicalismo africano, Agenda 2030 y ODS8.

Fotos:

Portada – African Women Leaders Network,event in NYHQ, UN women gallery  

Agricultoras – African Women Sorting their produce after harvest, Kabai Ken, Wikipedia Commons

Comerciantes: Borderline: Women in Cross-border Trade, UNCTAD

Tú también puedes escribir en Africaye

Comenta

  • (no se publicará)